Sopela Kosta Fest 2017: Viernes

señores_sopela_viernes
señores_sopela_viernes
ticketea

Sopela Kosta Fest 2017: Viernes

La semana pasada se celebró en la localidad costera bizkaína el Sopela Kosta Fest, festival que engloba el surf, la música y diferentes actividades paralelas. El turno para la música llegaba el fin de semana y para el primer día estaban anunciados Rubia, Señores, Los Tiki Phantoms y los rompededores Willis Drummond.

La semana no había sido del todo buena en cuanto a lo climatológico, pero desde la organización anunciaban que habría carpa. No había excusa para perderse la cita, ya que además era completamente gratuita y el transporte público hacía fácil llegar a Sopela.

Rubia

rubia_sopela_viernes

La o los encargados de abrir la jornada y el festival (musicalmente) fueron (o fue) Rubia. La banda, liderada por Sara Íñiguez, salieron a escena con la estética de los 60′ que les caracteriza. Acompañada de guitarra, bajo, teclados, batería, vientos y cuerdas, Sara intentó desde el primer momento cerrar el espacio que muchas veces hay entre el escenario y las primeras filas.

A esa hora (las 20h), muchos niños y niñas correteaban por la carpa, mientras sus padres/madres disfrutaban de esos ritmos country/pop con la dulce voz de Sara.

La mayoría de las canciones fueron de su último LP “The Game”,  como ese “Anyone” con Sara sentada al órgano. Seguido, llegó la versión “love” del bolo con “Soldier Of The Heart”.

Para “City of Angles”, el abismo de la primera fila se había roto y entonces disfrutamos del momento de Rubia.” The music is life” cantaba Sara en su tema “People” del anterior LP “Barman”. Una gran lección para todos esos que no llegaban a encaramarse a la valla del escenario.

“Howl” nos sonó el tema más potente y tras un pequeño bis, tuvimos versión del “Honky Cat” de Elton John, y se despidieron con “My Boy”, también incluido en su último trabajo.

Hora y veinte de bolo que trajo el momento “happy” al Sopela Kosta Fest.

Señores

señores_sopela_viernes

El grupo de Bilbao, Señores, llevan girando con su último LP “La Luz” casi un año entero. Esto les permite abrir su setlist y hace que sus últimos bolos hayan sido de lo mejor que hemos visto y escuchado. Han dejado de lado esa luz para hacer lo que quieren en cada bolo.

El viernes, y ante una espantada generalizada de esas familias que habían disfrutado de Rubia, decidieron abrir el bolo con canciones de trabajos anteriores: “El Último Vuelo del Concorde”, “Gente Normal” y “Castillos vs Casas”.

Los adolescentes que habían llegado a las primeras filas parecían algo tímidos hasta que Goiko les animó a levantar sus “litros”. Las verbenas en los pueblos son así, y aprovecharon para su tema “Verbena En La Plaza del Pueblo”.

Después llegó el grueso del concierto con, esta vez sí, temas de “La Luz”. Sonaron “El Pincel”, “Democracia Enferma” (con alusión a Cataluña), “Masa Madre” (que nos parece un temazo en directo) y “Corporarturo Avaricio”, con ese final que alargaron hasta la extenuación.

Se acordaron de sus inicios con “Amable” dando las gracias a esos que les siguen desde el principio y al Gazte Lokala de Deusto, local que les ha visto crecer y que tanto hace por la música local.

Sin bises y sin descanso, terminaron la hora de bolo con “Mírame” y “Estrella de la Muerte”.

Los Tiki Phantoms

tiki_sopela_viernes

Siguiendo con el horario establecido (siempre se agradece), a las 22:45 salieron a escena Los Tiki Phantoms, banda que nos dejó con un sabor de boca extraño.

No conocíamos nada del grupo, sólo que salían a escena disfrazados y con máscaras. Así salieron y con una intro totalmente instrumetal. Sólo un micro, a un lado de escenario, y en medio, dos guitarras, bajo y batería. Pensábamos que era una intro instrumental, pero rápidamente nos dimos cuenta que no era una intro y es que todos sus temas son 100% instrumentales.

Salieron con ganas de animar a un público que cada vez era más abundante, seguramente esperando a los que vendrían después. El micro sólo lo usaban entre canciones para vacilar con el público. Cosa que cada vez que hacían nos dejaban sordos; desde un lateral del escenario sonaba demasiado alto.

El bolo estuvo animado con constantes alusiones al público. En las primera filas, esos que levantaban sus “litros” con Señores, ahora se levantaban unos a otros. De repente, el “tiki phantom batería” decidió marcharse y el resto de los tikis pidieron un sacrificio: sacaron una colchoneta de piscina. Alguien tendría que “surfear” entre el público. Un valiente “voluntario” decidió aventurarse y la cosa acabó bien, por suerte.

Después, quisieron volver a animar al público con la “tikiconga”, que al principio resultó fallida. Finalmente, consiguieron hacerla y uno de los guitarras y bajista bajaron del escenario para sumarse a esa “tikiconga”.

Pequeño bis, y cerraron con tres temas mientras repartían máscaras de ellos mismos. Algo más de una hora de bolo que estuvo muy animado pero que nos dejó fríos (nos teníamos que haber sumado a la “tikiconga”).

Willis Drummond

willis_sopela_viernes

Los encargados de cerrar la jornada y los que más público congregaron fueron Willis Drummond. Vienen con una trayectoria de rock innegable y el viernes lo volvieron a demostrar. La fuerza de estos cuatro es como una apisonadora, por donde pasan no crece la hierba.

Pasada la media noche, Jurgi Ekiza y los suyos salieron al Sopela Kosta Fest con las mismas ganas que les vimos en el Mundaka Festival. Saben a lo que juegan y lo hacen a la perfección. El público también fue partícipe y aunque costó, se sumaron a la energía de los vasco-franceses.

Tienen un setlist mascado con temas de todos (o casi) sus discos. Suenan “Ur Gainean”, “Nun Daude”, “Haustura” o temas de su último trabajo como “Orain” o “Aholkua”. Uno de los temas más coreados fue “A ala B”.

Con Xan Bidegain como maestro de ceremonias y un Joseba B. Lenoir que hace de sus riffs auténticos placeres, la hora y cuarto de bolo se nos quedó, de nuevo, corta.

Primera gran jornada del Sopela Kosta Fest. Agradecer a la organización las facilidades.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario