Sopela Kosta Fest 2017: Sábado

kokein_sopela_sabado
kokein_sopela_sabado
ticketea

Sopela Kosta Fest 2017: Sábado

Segunda jornada del Sopela Kosta Fest, que iba a contar con grupos de estilos muy diferentes. Koban, Kokein, Tomasito y Delorean iban a poner ritmo a un día de lo más veraniego. Optigan1 DJ se encargaría de poner el broche final.

Koban

koban_sopela_sabado

El día lo iban a abrir Koban, grupo gipuzkoano que no conocíamos y que nos sorprendió, para bien. La fusión entre ritmos folk vascos, swing y electrónicos, hicieron que los 45 minutos que tocaron se nos pasasen volando.

El horario era complicado ya que el día había sido completamente veraniego y, además, 11 tíos estaban dando patadas a un balón en la otra punta del país. Eso hizo que a las 20h, los que estábamos en la carpa fuésemos pocos.

Koban llena el escenario con trikitixa, guitarras, teclados, mesa electrónica, percusión y coros. Las voces principales van variando y eso les da una variedad de estilos que hacen al grupo diferente. Además, combinan letras en inglés y euskera e incluso se atreven con bailes típicos vascos.

Nos gustó el cambio de voz principal para el tema más “sensual” de la actuación. Lo tienen casi todo. Nos falló que el volumen era demasiado alto. El bolo lo cerraron con “Nekropolia”.

Kokein

kokein_sopela_sabado

Turno para Kokein, ese grupo de rock que habíamos catado por encima en el Donostia Kutxa Kultur Festibala, pero que queríamos escuchar al completo. El sábado fue la oportunidad. Y la cosa no empezó de la mejor manera (y no por culpa de ellos).

No tendríamos aquí suficientes palabras para describir lo que pasó al poco de empezar el bolo. Es una pelea que en alguna otra ocasión hemos tratado aquí y que no entendemos. Conciertos (festival en este caso) gratis y de día. La peor combinación. Y no porque no se puedan hacer, no, el problema es la poca educación que algunos tienen. Y en particular, señalo a padres/madres que piensan que un concierto es como un parque de atracciones donde soltar a las fieras, mientras profesionales están trabajando. Si a esos niños/niñas les damos la “mejor educación” en el colegio más caro de los alrededores, también les deberíamos enseñar que un concierto no es un juego.

Eso pasó. Una decena de chavales (que igual tampoco tenían culpa) se dedicaron a saltar la valla que separa al público del escenario. Zaloa (voz de Kokein), en un primer momento, educádamente, les pidió que dejasen de saltar (se podían hacer daño). La cosa no acabó ahí y seguían saltando, incluso pasando la valla. Seguramente, los aitas/amas de esos niños ni estaban por ahí, ni les importaba mucho. A nosotros sí, porque hacer perder la concentración a unos artistas es la mayor falta de respeto que puede haber. La cosa acabó, por suerte, cuando un miembro de la organización les consiguió echar. Ahí, ya sí, todos disfrutamos de Kokein.

La banda eibarresa lleva muchos años encima de los escenarios, pero aún así, su fuerza sigue traspasando. Saben dar juego y combinan el rock más duro con temas más tranquilos, donde la voz de Zaloa destaca. Grupo para escuchar en directo, que nos puso los pelos de punto con el tema “Larruak”.

45 minutos de bolo que quedaron empañados por ese “incidente”.

Tomasito

tomasito_sopela_sabado

Y cuando parecía que el día iba a quedar soso en cuanto a público, llegó Tomasito. La plaza del ayuntamiento de Sopela se llenó. Con una intro del lejano oeste aparecieron los integrantes de la banda para dar paso, por último, a Tomás Moreno.

Lo primero que hizo, taconear. Ya tenía al público en el bolsillo. Y un público entregado hasta no más poder. En las primeras filas los bailes y las palmas eran constantes. Salió perfectamente uniformado, al más puro estilo flamenco, pero poco a poco esa indumentaria desaparecería.

Sonaron temas que comparte con Los Deliqüentes como “Camino del Hoyo” o “La Cacerola” e incluso versionó a Rosendo y AC/DC con “Agradecido” y un “Back In Black” de lo más rumbero.

Poco a poco se fue quedando sin ropa hasta acabar en calzoncillos y calcetines, haciendo saltar a muchos que habían ido a ver al andaluz. No se puede negar que espectáculo dio, pero tanto “derroche” nos sobrepasó.

Acabó la actuación haciendo mención a Kiko Veneno y tras algo más de una hora de rumba-flamenco se marcharon mientras sonaba el “Volando Voy”. Tenemos que reconocer que Tomasito fue el triunfador de la noche.

Delorean

delorean_sopela_sabado

Antes del final de fiesta a cargo del DJ Optigan1, Delorean iban a conseguir enganchar a mucho público. Lejos quedan sus inicios más “musicales”, pero sus temas actuales, más electrónicos son perfectos para seguir con la fiesta. Eso parecía querer el público que querían aprovechar la magnífica noche que hacía. Nosotros ya habíamos tenido suficiente.

En general esta segunda jornada fue cuanto menos sorprendente. Grupos nuevos y que queríamos conocer que nos dejaron con gran sabor de boca.

En esta segunda jornada los horarios se volvieron a cumplir, cosa que volvemos a agradecer.

¡Nos vemos en el Sopela Kosta Fest 2018!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario