Toc, Medalla y Miniño: victoria visitante – Santana27 | Bilbao

Podium para los sonidos poderosos de Miniño, Medalla y Toc

A pesar de que la sala pequeña de la Santana27 se quedara grande, las tres bandas no escatimaron en actitud, ganas y energía para contentar y satisfacer a los asistentes.

medalla_bilbao01

Puede que los locales Toc, a sabiendas de la ventaja que les daba jugar en casa, fueran algo confiados y relajados en su empeño con respecto a las bandas visitantes. Su público (mayoritario) echó el resto para empujar la actuación hacia las cotas a las que nos tienen acostumbrados de energía combinada con sudor. 

Miniño pelearon por la plata

Miniño trajeron su dualidad sonora desde Salamanca. Dos años después de su primera visita, ya más rodados, ofrecieron su noise rock aderezado con notas pop. Muy duros para los poperos y muy pop para los hardcoretas, pero Miguel, Diego Joseca y Victor son todo unos profesionales del funambulismo, caminando sobre esa línea durante toda su actuación. Aunque ellos estructuraron su setlist en una primera parte más cañera y una segunda más pop, lo cierto es que en conjunto, su actuación no bajó de intensidad. 

miniño_bilbao01

Comenzaron con “Gris”, una de sus primeras composiciones como banda, para continuar con una de las más recientes “Un invento”. La confrontación entre voces y guitarras de Miguel y Diego quedó plasmada en canciones como “Dime qué tal” o la versión del tema de Alizzz “Ya no siento nada”, y se volvió unánime en otras como “Volverán”. “Azul clarito” sirvió para romper la cuarta pared y tanto Miguel como Diego se giraron hacia el público para pedir colaboración al estribillo. 

miniño_bilbao02

Medalla de oro

Los catalanes Medalla llegaron con su nuevo y aclamado disco “Duelo”. Un disco conceptual cargado de letras incisivas de denuncia social camufladas en la oscuridad de su sonido. Su rock mezclado con psicodelia y garage fue lo mejor de la noche. Vestidos todos con camiseta y pantalones blancos, Medalla pasaron por toda su discografía. Esto llenó a su repertorio de pop (“Leviatán”), rock (“Banderas a media asta”), psicodelia (“Herederos”), electrónica (“Deriva”), punk (“Velazquez”), post rock (“Nunca dejamos de morir”) , bossa nova (“Altares”) e incluso flamenco (“Jardín de puñales”).

medalla_bilbao02

Las guitarras de Eric y Joan se turnaban con los sintetizadores de ambos (más en el caso de Eric). La batería de Marc aceleró el ritmo hasta los 195 bpm en “Navaja certera” tirando de técnica punk. El bajo de Josep daba su toque de oscuridad a cada corte que iban ejecutando. 

Medalla llegaron sin nada que perder y se llevaron el oro por la disciplina, la cercanía, la energía y lo bien que lo pasaron y lo hicieron pasar. 

Sin ganas de competir 

Y finalmente Toc hicieron de Toc, para lo bueno y para lo malo. Llegaron para cumplir el trámite (lo cumplieron) y a otra cosa. Siendo los últimos y los “cabezas de cartel” fueron los que menos tiempo estuvieron sobre el escenario. ¿Lo bueno? que tiraron de clásicos y no hubo espacio para el relleno, lo que contentó al público. Un público que tardó poco en entrar a los pogos y a las letras, algunos ya sin camiseta pero con la cerveza en la mano. 

toc_bilbao01

Toc se atrincheraron en el pasotismo y en la suciedad del post punk que les caracteriza. Esto se vio reflejado en la actitud de su frontman Xabi. Pose a lo Liam Gallagher sobre canciones mezcla de The Strokes y Belako.  “K” , “Ez” o “Anegauta”,  “Ispilu” o “Zaratak saltzen” fueron algunas de las interpretadas. Xabi bajó al barro y entre el público remató la noche en busca del calor de la sala. A pesar de la desidia que aparentan, hay que poner en valor su apuesta férrea por su estilo y sonido, montando su propia batería (Miniño y Medalla compartieron otra) y trayendo a su propio técnico (Urtzi Iza). 

toc_bilbao02

Como titular de cierre de crónica deportiva diremos que la victoria visitante la celebramos como local pero sin gabarra, y tirón de orejas al equipo de casa por confiarse y no preparar el partido en condiciones. 

Texto y fotos: Dave Blanco

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.