Dinero / Badlands – Stage Live

dinero_27042018_stagelive_3
dinero_27042018_stagelive_3
ticketea

No dejaremos de beber hasta que salga el sol

El pasado viernes Dinero celebró en Bilbao, en la sala Stage Live, sus diez años como banda. Y fue como si lo hiciesen en casa, ya que como recordaron en varias ocasiones, el caserío de los Elorza (a pocos kilómetros del botxo) ha sido el mejor refugio de los Dinero. Fue un bolo con muy buena entrada, pese a la oferta que esa misma noche había a pocos metros y kilómetros de la sala. Sidonie y Rufus T. Firefly y la final del concurso de maquetas de Gaztea, no quitaron público a Sean y los suyos.

Abrieron Badlands

La noche empezó con sorpresa para muchos. Casi sin ninguna difusión, los valencianos Badlands iban a ser los encargados de “telonear” a Dinero. Parecía ser un acto de promoción del festival Montgorock, donde ambas bandas tocarán y que se celebrará en dos semanas en Alicante. Estos, salieron con estética country, banjo y violín incluidos, y nos sorprendió la fuerza vocal de May, vocalista de la banda.

badlands_27042018_stagelive

Como ellos mismos puntualizaron, faltaban dos miembros de banda (contrabajista y baterista) y eso les obligó a hacer un bolo en formato acústico. El público, poco interesado en la banda, se dedicó a guardar fuerzas para Dinero. Los ritmos de las dos bandas no pegaban demasiado y nos sorprendió el traer una banda de Valencia con tan distinto ritmo. Serán cosas de las promociones. A Badlands les sirvió para hacer su primera vez en Bilbao.

Lo mismo no volvemos una noche más

Pasaban pocos minutos sobre las 21:30, cuando los cuatro Dineros salieron a escena, completamente de negro, y bajo la ovación del público que casi llenaba la sala. Ambiente de 10 en la Stage Live, con los verdaderos fans de Dinero, que dejaron disfrutar del bolo sin aglomeraciones. Las dos primeras, con la voz de Sean algo tapada, fueron “Purasangres” (una auténtica declaración de intenciones) y “Mata Hari”, que aprovecharon para presentar a la banda. Todos les conocíamos, pero viene bien recordar quien “rockea”.

dinero_27042018_stagelive_4

La letra de “Nada” aboga por la actitud de Dinero y es que todo sabe mejor cuando pierdes el control. Nos dejaron ver al mini-Thor (Ekain a la batería) en la parte de atrás del escenario. Este estaba en casa, con los integrantes de Seiurte (él también lo fue) y muchos amigos entre el público. “Lo Mismo” arrancó con las palmas del respetable, que ya estaba totalmente entregado a la energía de los de Elche, Madrid, Orereta y Berriz (multiprocedencia). En “Año Cero” anunciaron un cambio de ciclo para los temas futuros, dejando de lado los más románticos por esos que salen de los huevos. Una duda: ¿no pueden salir temas de amor desde esa parte?

Duelo de titanes

La siguiente, fácil de recordar y de proceder (nos gustan los besos en los conciertos): “El Momento Perfecto”. Tras el típico “peloteo” de la banda al público, llegó la primera colaboración de la noche. May de Badlands, salió a cantar “Armas Sin Filo”. Lo primero que se nos vino a la cabeza fue la voz de Nina de Morgan y su corte en el disco-celebración “A 10 Años Luz”. Algo tapada la voz de May con tanto decibelio de rock. “No Puedo Explicarlo Mejor – Ni Quiero” acabó con Sean por los suelos, antes de dedicar el siguiente corte a las relaciones a distancia (qué complicadas son a veces). En “Segunda Piel” siempre nos falta tiempo, coincidencias del azar. Sonó “Trastorno Bipolar”, uno de lo éxitos más clásicos del grupo, que fue coreada por muchos (sobre todo el estribillo). Después, llegó el turno para recordar la labor de todo el equipo, sonido, luces, y barra incluidos.

Uno de los momentos de la noche llegó con “Bajo Cero” y la colaboración de Aiora. Previamente, nos sorprendió ver a Aiora y Piti, de Zea Mays, en la sala, habiendo la final de Gaztea en el Kafe Antzokia, de la que son casi como “padrinos”; todo tenía explicación. La voz de la de Rekalde tuvo momentos para sobresalir sobre las guitarras de Dinero e incluso Sean se arrodilló ante ella. ¡Se lo merecía!

dinero_27042018_stagelive_1

Pese a los pequeños desajustes sonoros que tuvieron en el escenario (se encargaron de solucionarlo a viva voz), nada parecía salir mal y “Dinamita” nos hizo gritar. Con un inicio de ritmos balada, turno para “Efecto Granada”, que dio paso al recuerdo, por parte de Sean, de la actuación de Sidonie y Rufus T. Firefly en el MAZ Basauri. Pidió un mega-evento con las tres bandas. Fue el preludio de “Vaya Panorama”.

“Cómo, Cuándo, Quién” y “Mentiras” fueron las siguientes antes de contar las aventuras del grupo en el caserío de los Elorza, que aprovecharon para presentar a Iokin (“El Drogas” de la noche) y tocar “Duelo De Titanes”. Era la balada más bonita del grupo. Tantos días y tantas noches esperando por un bolo “Enérgico, Mágico, Eléctrico” y antes del bis, “Parásito”.

dinero_27042018_stagelive_2

Ya descansaremos en invierno

Tras el breve descanso, salió sólo Sean, guitarra en mano (¿equivocada?), y cantó “Autoafirmación” y “Tiene Que Parar”, beso al público intermedio incluido. ¡Qué mejor que apagar las llamas con placer! “Saboreal” arrancó con Sean entre el público para acabar con toda la banda en el escenario.

Ya sólo faltaba cerrar la noche con “En Invierno”, que un “a tomar por culo” consiguió levantar la sala. Pocas veces habíamos visto una sala al completo agachada esperando ese improperio. “Una Noche Más”, que parece ser lo que siempre quiere Dinero, y se acabó. Dos horas de derroche absoluto con una conexión brutal entre banda y público. ¡Que sean otros diez años más (y que nosotros los veamos)!

dinero_27042018_stagelive_3

Texto: David Pereda

Fotos: Dave Blanco

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.