Gaztea: XXVI. Maketa Lehiaketaren Finala

gaztea_finala_2017
gaztea_finala_2017
ticketea

Gaztea: XXVI. Maketa Lehiaketaren Finala (27/04/2017)

gaztea_finala_2017
Foto: Dave Blanco

Ayer se celebró en el Kafe Antzokia de Bilbao la final de la XXVI edición del concurso de maquetas que organiza la radio Gaztea y que tiene como premio, además del económico (5.000€), poder tocar en el Bilbao BBK Live.

Hemos de reconocer que por falta de tiempo, y algo de ganas también, no habíamos escuchado nada de los participantes de esta edición. Por lo tanto, íbamos con las ganas de que los grupos nos sorprendieran.

La final la arrancó Eneritz Furyak, que tuvo la dificilísima tarea de abrir la noche cuando todavía la entrada era muy pobre. El hecho de que estuviese sólo ella y su guitarra daban poco pie a que la gente entrase en calor. Sus canciones llenas de falsetes y de palabras (a veces trabalenguas) parecían no ser lo más animado de la noche. A pesar de ello, el jurado le dio el Kafe Antzokia Saria.

Después llegó el turno de los ganadores del premio del público, Passepartout. Ya sabían que se llevaban los 2.500€ del premio y lo decidieron invertir en traerse un autobús lleno de hooligans. Y decimos eso por que incluso Izaro Andrés (que presentó la gala junto a Julen Idígoras) pidió silencio, cosa que pareció importar poco. Pese a algún problema técnico con la primera guitarra, dieron un directo potente donde destacó el buen hacer del batería.

De Huts podríamos decir que son los Berri Txarrak de Trapaga. Su música, estética y posición en escenario son un calco de los navarros. Fueron la banda más potente de la noche, pero pareció no servir al jurado para darles el primer premio.

Desde Usurbil llegaban Odolaren Mintzoa. Banda con el directo bastante pulido y que según ellos mismo dijeron, los 10 años de amistad se notan. Destacó esa intro con Dragon Ball, y poco más.

Y cerraban la noche Empty Files. Los ritmos más electrónicos de estos fueron los más rompedores de la noche (junto a Eneritz). Su primer tema fue bastante desacertado y nos dejó mal gusto. Mal gusto que ya en la siguiente canción desapareció para después hacerse con el primer premio de esta edición. Además de los ritmos, el juego de luces sorprendió (a pesar de que en algún momento fue molesto para el público). Decir que esta banda la forman partes de Enkore y Smoke Idols, ganadores de pasadas ediciones del concurso. Sin embargo, su actuación fue, desde nuestro punto de vista, merecedora de llevarse el premio.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario