Miss Caffeina como droga blanda – Sala Sonora | Bilbao

misscaffeina_28032019_sonora_1
misscaffeina_28032019_sonora_1

Miss Caffeina como droga blanda

Jueves. Sala Sonora. Afueras de Bilbao. Poca promoción (o por lo menos la que nos llegó a nosotros). Indie español en Euskadi. Todo parecía en contra. Pero la realidad es, a veces, otra. Y es que Miss Caffeina casi llenó ayer esa sala que parece más sacada de un videoclip de trap que pensada para celebrar eventos indie.

misscaffeina_28032019_sonora_1

Miss Caffeina arrancaba ayer la gira de presentación por salas de su último álbum «Oh Long Johnson» (2019). Bajo el paraguas de Mahou, que es organizador de esta gira, Alberto y los suyos nos dieron un auténtico baño de realidad. Y no por el tema musical, pero sí por lo poco propicio.

Pensando en salas (que también existen)

Eran las 21:05 cuando los 5 misses (uno más que su formación) salieron a escena, con Alberto a la cabeza y con el buzo de trabajo ya puesto. La primera, precisamente, la que da nombre a su último LP: «Oh Long Jonhson», que además teloneaba el fondo del escenario. Inicio sonoro bastante potente que eclipsó la voz. Como ellos dicen parece que todo se compra en Bershka (o como quiera que se escribe). Y es que con la música (de Miss Caffeina o de cualquier otro) la vida sabe mucho mejor.

misscaffeina_28032019_sonora_2misscaffeina_28032019_sonora_2

Las siguientes fueron viajes por sus anteriores discos. «Titanes», de «Detroit» (2016), y «Hielo T», de «De Polvo Y Flores» (2013). Y la cuarta, sin descanso, fue para «Desierto». Entonces llegó el turno de las presentaciones y para recordar que era su primer concierto en año y medio. Parece demasiado tiempo para la vorágine de contenido al que nos sometemos hoy en día. Las primeras cuatro parecían un calentamiento de lo que vendría. Y es que Alberto se quitó la chaqueta y anunció guitarreos, que llegaron de la mano de «Detroit», uno de sus éxitos.

Para esos corta-venas

Los ritmos electrónicos y las guitarras tomaron más impulso y se seguían sucediendo cortes de sus tres trabajos: «Venimos», «Calambre» y «Reina». Dedicó «Átomos Dispersos» a los corta-venas, canción que es BSO de la película «Sólo Química». Las salas dan oportunidades como estas. Tras «Eres Agua» agradeció el trabajo de todo el equipo técnico y de Mahou como organizador.

misscaffeina_28032019_sonora_3

«El Rescate» dio paso a «Merlí» uno de los singles de su último trabajo y que aboga por ser únicos. De «Oh Long Jonhson» sonaron después «Prende» y «Planta De Interior». Para estas alturas, el público ya estaba completamente metido en el concierto y en «Ácido» la sala Sonora se convirtió en lo que suele ser, una pista de baile.

Modas de bises pactados

Tras «Fiesta Nacional» avisó del bis y que les hacía ilusión oír el «Otra, Otra», pero antes sonaron las dos con más tirón entre el público. Primero «Oh, Sana» ese corte que en estudio suena con Iván Ferreiro y que dispara directamente contra esas religiones que adoctrinan. Después, «Mira Cómo Vuelo», su mayor éxito, y que hizo saltar a mucha parte del público.

misscaffeina_28032019_sonora_4

Llegó el bis y el fin de fiesta. «Bitácora» y «Gladiador» precedieron al clásico discotequero «Freed From Desire» que sacó la parte más ochentera del público, por cierto, nada veinteañero. Se despidieron con «Cola De Pez» y sin Alberto bajando al público, cosa que parecía adecuado debido a la atmósfera que se creó.

Buen arranque de gira de Miss Caffeina que pese a cancelar su última visita al botxo (por problemas de afonía) y no anunciar vuelta, demostraron que tienen un público fiel.

Texto: David Pereda

Fotos: Dave Blanco

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.