Ricardo Lezón – Kafe Antzokia

ricardolezon_1_18012018_antzoki
ricardolezon_1_18012018_antzoki
 

Queda esperanza en el amor

Este pasado jueves, Ricardo Lezón presentaba en el Kafe Antzokia de Bilbao su primer disco en solitario, «Esperanza». Lleva su nombre, pero como él mismo dijo, mucha gente ha participado en la grabación e incluso en gira le acompañan los músicos de McEnroe. Con esta banda, el éxito ya estaba asegurado, y con este nuevo LP, parece seguir la misma senda.

ricardolezon_1_18012018_antzoki

Los nuevos clásicos

La actuación arrancó pasados escasos minutos de las 22h, y parecía que la entrada iba a ser bastante pobre. Por suerte, los rezagados llegaron a tiempo y ocuparon más de media entrada, en un concierto para disfrutar.

Hubo dos partes muy diferenciadas de concierto. La primera, dedicada, casi en exclusiva, al disco «Esperanza», mientras que en la segunda parte escuchamos algunos de los viejos éxitos de McEnroe.

La banda apareció en escena, con calma, como muchos de sus temas. Enchufaron los instrumentos y arrancaron con el suave ritmo de las olas y «Noche de Noviales». Empezó Ricardo solo y después entraron los hermanos Guzmán a la guitarra, bajo y batería y Jaime a los teclados.

Los temas sonaron con arreglos, diferentes en ocasiones al disco, cosa que se agradece en directo, y que da muestra de la maestría de los getxotarras. Sonaron los «Lobos» antes de uno de los nuevos clásicos: «Chet Baker». Aquí, destacó sobremanera el aporte de la banda, lo que arrancó la primera gran ovación de la noche.

A continuación, se siguieron los temas como en el disco. «La Paz Salvaje», «El Momento» y «Ella Baila», esta última con algunas voces de las partes traseras (no cambiamos ni en 2018), dieron pie al íntimo tema que fue «Primavera En Praga». Hasta el mismo Ricardo Lezón pareció notarlo, porque se reconoció «soso» antes de «Lamento», una cación muy alegre.

ricardolezon_2_18012018_antzoki

Recuerdos del verano

La segunda parte del concierto la arrancó con dos temas fuera del citado LP. Canciones animadas, aunque sentidas (siguiendo su línea), que contaron con un Txomin Guzmán a la segunda guitarra de 10. Esta vez, él se llevó los vítores. La segunda canción, nos lo confesó un fan del artista, de un proyecto en paralelo de Ricardo.

Antes de el tramo final, nos quisieron llevar al verano con la última de «Esperanza», que se llevó los jaleos del público gracias al arreglo de guitarras. «Arena y Romero» es, posiblemente, el single principal de este nuevo disco, y ayer lo corroboramos.

Ricardo anunció que no habría bis y sonó «Como Las Ballenas» del disco «Rugen Las Flores» de McEnroe, y sin esperar a noviembre, llegó «Un Rayo de Luz», que consiguió que todo el Kafe Antzokia remase en la misma dirección. Pequeño descanso y la última, «La Electricidad», uno de los viejos clásicos de McEnroe.

Casi hora y media, con 14 canciones, que terminó sin grandes aplausos pero con la sensación de que siempre nos acordaremos de Ricardo Lezón y sus McEnroe cada vez que pisemos algún charco.

Texto y fotos: David. Pereda.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.