Santander Music 2017: Sábado

lorimeyers_santandermusic_sabado
lorimeyers_santandermusic_sabado

Santander Music 2017: Sábado

Tercera y última jornada del Santander Music 2017 que se iba a despedir con la jornada más intensa de las tres (por lo menos para nosotros). Lori Meyers partían como el gran nombre del día. Y así fue: triunfaron pese a la climatología. Y es que el día amaneció triste, típico del norte (incluso en verano) con cielo gris y lluvia intermitente.

El CM del festival (un/una crack por cierto) anunció a la tarde que no había previsión de agua; seguramente quería animar a los más perezosos. No perderse el día mereció la pena.

Además de los granadinos, Anni B. Sweet, Belako, La Casa Azul y Elyella DJs completaban el cartel del día. Del DJ que “amenizó” las esperas mejor no hablamos (no era lugar ni momento para cumbias).

Anni B. Sweet

annibsweet_santandermusic_sabado

Llegamos a la campa de La Magdalena pronto, hacía las 20:30 y ya nada más entrar, el xirimiri (también llamado cala-bobos) pasó a lluvia más intensa. Tocaba ponerse el chubasquero; empezaba una jornada difícil.

La primera en actuar era Anni B. Sweet, que llegaba con banda. Salieron a escena con algo de retraso (15 minutos); el montaje de los siguientes se retrasó y afectó a la malagueña. Con guitarra eléctrica, arrancaron con una intro muy rockera, pero rápidamente se pasó a su acústica para esos ritmos más folk.

Perfectamente acompañada por guitarra eléctrica, bajo y bateria, Anni demostró ser una de las mejores voces del panorama musical nacional. En festival tiene un setlist más duro, donde el sábado tocó dos canciones que dejó fuera de su último álbum.

Los valientes, enfundados en plásticos de todos los colores, se iban acercando. Llegaba la cita de la noche.

Lori Meyers

lorimeyers_santandermusic_sabado
Foto: Chin – Rockografias.com (fuente: Santander Music Festival)

Los granadinos Lori Meyers llegaban a Santander para presentar su último disco “En La Espiral”. Reconocemos que era nuestra actuación más esperada del festival, ya que era la primera vez con ellos (¿raro, verdad?). El bolo arrancó puntual (22:30) y con la escenografía habitual de la gira. Todo menos la lluvia. Eso lo puso Santander.

Empezaron, tras una cortina de luces, con “Vértigo I”, mismo tema que abre el disco. Después llegaron “Planilandia” y “Evolución”, canciones que sí, son de Lori Meyers, pero de lo más tranquilo de ellos. Y la lluvia seguía (y cada vez más intensa), y el público necesitaba algo más. Llegó con “Luces de Neón”.

Tuvieron que parar el concierto (el equipo de sonido y luces se estaba mojando) y tras las disculpas de Noni, continuaron. Y entonces vivimos el momento del festival con el hit del último disco, “Siempre Brilla El Sol”. Precisamente no era lo que brillaba y sí una cortina de agua que hizo del momento algo único. En el norte llueve, y los conciertos así son especiales (recordamos el final de Two Door Cinema Club en el pasado Bilbao BBK Live o el de Muse de hace dos años). Que llueva en todos los conciertos si vivimos momentos así.

El concierto seguía con temas de “En La Espiral” como “Océanos” donde Alejandro demostró sus voces. Milagrosamente, la lluvia paró, y sonaron “Emborracharme” y “¿Aha Han Vuelto?”, dos de esos clásicos de Lori Meyers. Emocionaba ver al público saltar a la vez mientras Noni se comía a las primeras filas.

La fiesta (ya en seco pero con barro en los pies) continuó con  “Zona De Confort” y con el tema más cantado del festival: “Mi Realidad”. Impresionante disfrutar en directo por primera vez  de este temazo (¿por qué no habíamos vivido este momento antes?).

Breve descanso y acabaron con otro clásico “Alta Fidelidad” antes de “Pierdo El Control” y “Vértigo II”, que cierra el disco.

Hora y media de auténtico ambiente festivalero norteño. Ya estamos buscando nueva cita con Lori Meyers.

Belako

belako_santandermusic_sabado

Descanso para cambiar el escenario y poner esa escenografía especial que los de Mungia llevaron. El concierto, especial para los cuatro “Belakos”, iba a ser grabado.

Hacía dos años, en el mismo escenario, abrían festival con los rayos de sol pegando en los amplis, y la gente flipó (literalmente). Además, ese día, Crystal Fighters les invitaron a su bolo y subieron a escena cuatro chavales que demostraron que eran diferentes. El sábado, volvieron a tirar el escenario abajo en un terreno de juego difícil.

Parecía que la lluvia nos iba a dejar disfrutar del bolo (qué ilusos fuimos). A las 00:45, Josu, Cris, Lore y Lander salieron a darlo todo. Todavía el tiempo aguantaba.

Prácticamente mismo setlist que las últimas actuaciones, abriendo con “Stumble”. Después, clásicos del grupo como “Off Your Shoes” o “Fire Alarm”. Entonces, Josu preguntó si llovía. Fue el comienzo del diluvio.

Presentaron tema nuevo: “Render Me Numb”, que sigue con la misma fuerza de los discos anteriores. Ver a Lore mover ese pelazo mientras pega esos saltos invita a los mismo. Josu no pudo hacer lo mismo (por la melena).

Proyectaron imágenes en el fondo del escenario que quedaron eclipsadas por las luces y pantallas que tenían en escena. Para “Over The Edge” (otro tema de su próximo trabajo), sacaron los chubasqueros que lucen en su videoclip (muy necesarios porque la lluvia ya no paró).

Josu tuvo su momento a la voz con “Zaldi Baltza”, antes de que cerrasen la hora y cuarto de bolo con “Eat Me!”, tema que suponemos es nuevo. Volvieron a demostrar que la energía que tienen traspasa fosos.

El festival seguía con La Casa Azul y la actuación final de Elyella DJs, pero nuestra pila se acabó. Había sido una jornada complicada y nos fuimos con el buen sabor de boca de la doble actuación de Lori Meyers y de nuestros vecinos Belako.

Agradecer la amabilidad de todo el personal que allí trabajó, tanto en barras, restauración y organización (en especial a Gustavo por su cercanía). Un festival que llevamos pisando tres años seguidos y que siempre nos deja con una sensación indescriptible. Los abonos para su próxima edición, en la que celebran 10 años, ya están a la venta aquí.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario