Sidecars – Sala Sonora | Erandio

sidecars_12042018_sonora_8
sidecars_12042018_sonora_8
ticketea

Amasijo de huesos de película

Si en la entrevista que publicamos ayer (puedes leerla aquí), nos decían que en muchas ciudades habían ido ganando público uno a uno, en Bilbao parece que han roto esa regla. Porque si tras pasar poco más de un mes desde que llenaran el Kafe Antzokia, siguen teniendo un público tan fiel, es porque ya no son los Sidecars que en 2006 se juntaron si saber tocar ningún instrumento. Y teniendo en cuenta la hora y el lugar de tal evento organizado por Mahou. La cosa pintaba, a priori, regular, pero sudamos, y de lo lindo en una Sala Sonora con una muy buena entrada.

sidecars_12042018_sonora_8

De lo viejo

Pasaban las 21:10 cuando el técnico hizo el ritual de iluminar el técnico de sonido. El concierto iba a arrancar. En formato quinteto y más acústico de lo habitual, salieron a escena Juancho y los suyos ante un público ya rendido sin haber comenzado. Sonidos batera y arrancaron con “Cremalleras”. Ya tenían todo: al público en el bolsillo, que coreaba todo y un sonido que casi no falló en ningún momento ni lugar.

El segundo corte arrancó con el “parabapa-parabapa” de “La Tormenta” y el habitual “quédate en Madrid conmigo”. El primer brote de pelotismo de Juancho llegó en este canción. Juancho, una cosa, ya no hace falta eso, tienes a Bilbao a tus pies. La siguiente (más lenta), “Fuego Cruzado”, arrancó con la intro de Sergio Valdehita a los teclados y acabó con los botellines de Mahou al aire. (Alguno también acabó por el suelo, una pena).

sidecars_12042018_sonora_6

Con otro brote previo de pelotismo sonó “Costa Da Morte”. Brazos en alto y coros de una sala que ya sudaba las constantes notas de los madrileños. Gerbass a un lado, con su típica contundencia, Valdehita al otro lado y dos percusionistas detrás eran suficientes. ¡Ah! Y el logo de Mahou, claro.

Una eternidad dinamitada

“Todos Mis Males” dio paso a “El Camino Fácil” que acabó con un cara a cara entre Juancho y Valdehita. La complicidad ayer parecía especial. Tras esto, dejaron solo al vocalista para “De Película”. Todos sacaron móvil para grabar tal ocasión. Volvieron los cuatro fantásticos como “Chavales De Instituto”. Una “Olvídame” pletórica fue la anterior al éxito de la noche: “Fan De Ti”. Eso sí, algunos parecían poco atentos al escenario, cosas que pasan. A destacar los solos de Juancho en este corte, acústica en mano.

sidecars_12042018_sonora_7

Con un público muy animado sonaron “Una Eternidad”, “Dinamita” y “Locos De Atar” antes del single del último disco “Cuestión De Gravedad” (2017), “Mi Mejor Pesadilla”. No habían pasado ni 2 meses desde su última vez en Bilbao y la gente respondió a la perfección: fuera los malos sueños. Si volvéis y no sois tan caros, seguro que volvéis a llenar.

Se despidieron, pero allí nadie se movió, sabían que eso no había acabado. En “Amasijo De Huesos” volvieron los solos de Juancho. Con “Los Amantes” volvió el pelotismo recordando los díficiles inicios de Sidecars en Bilbao y tras el “beste bat” (sin haberse ido del escenario) sonó “Contra Las Cuerdas”, que aprovechó Juancho para presentar a la banda y recordarnos que cuando se juntaron no sabían tocar ningún instrumento. ¡Así se aprende!

17 temas y hora y cuarenta y cinco minutos de pop, esta vez más acústico, que destacó por la entrega del público y un Juancho demasiado “alagador”.

sidecars_12042018_sonora_5

Texto: David Pereda

Foto: Dave Blanco

Sé el primero en comentar

Deja un comentario