The Capaces / Negracalavera – Nave 9

thecapaces_08042018_nave9_1
thecapaces_08042018_nave9_1
ticketea

Agitación y potencia para desayunar

La fachada del museo marítimo de Bilbao a las 12:45 estaba llena de gente, lxs turistas buscaban desorientadxs la puerta del museo entre tantx alternativx, no digamos “punkis”, digamos “alternativxs”. En las sesiones Rabba Rabba Hey!, si te levantas de la cama con tu cafetito en lo alto, vas a disfrutar de los detalles del concierto. O puedes ir de vuelta y media y culminar el fin de semana por todo lo alto.

Negracalavera

Con la media hora de retraso habitual de los concierto de Nave 9, los bilbaínos Negracalavera aparecieron en el escenario encorsetados con sus instrumentos. Tienen un sonido muy potente rozando las líneas del punk. Defendieron con uñas y dientes su primer disco “Negracalavera” gracias a la agitación de su front-man Txemi y la calidad del grupo al completo. Comenzaron con “Saltar del tren”, el mismo tema que abre su disco y tras el derroche de energía correspondiente, el público se mostró estático. –Vamos me cago en dios- añadió Txemi para animar y pasar a “Ven policía ven”. -Nos gustan vuestros aplausos, pero vivimos de vuestro dinero (tu- tum- pa!)- Y se metió al público en el bolsillo.

negracalavera_08042018_nave9_2

Salvando pequeños deslices como la rotura de una cuerda, hacemos hincapié en Pintxo, el bajista, que no solo acompañó a la melodía, sino que creaba espectáculo con su trabajo y con su presencia. En la mesa de sonido tuvieron algunas carencias ya que los punteos de Fiz con la guitarra y las filigranas del bajo se eclipsaron. Nos faltó flipar más con ese guitarreo rockero que tiene el grupo y que quedó bastante camuflado.

negracalavera_08042018_nave9_1

Tocaron temas de su primer disco y algún bonus track que interpretaron en su línea power y high energy. En “¿Qué miseria?” demostraron de nuevo sus tablas con cambios de ritmo muy acertados, que descolocaban gratamente. Culminaron con el tema “Negracalavera” a modo de presentación de la banda. Muy bien estructurado el bolo.

The Capaces

A las 14:50 salieron a dar caña The Capaces. Estos catalanxs están inmersos en la promoción de su sexto disco “Rawness” y es uno de los grupos que tiene mejores críticas gracias a su sonido hardcore rockn´punk arrollador y sus directos incendiarios. Comenzaron con “Black Dahlias” y por supuesto siguieron con “Scar woman” del disco “For good”. Los temas de este grupo apenas sobrepasan los dos minutos, son como pequeños vendavales que te azotan las neuronas. Hay que pensar que eran las dos y pico de la tarde y en ese bolo se podía disfrutar de la potencia y los detalles de la voz pero la contundencia total puede resultar desmesurada para lxs que no están acostumbradxs.

thecapaces_08042018_nave9_1

Del nuevo disco tocaron “Light the Fuse” y “Ready to loose” pero también escuchamos exitazos como “Stay Punk” del anterior “Whatever It Is, I’m Against It”. Hablemos de la voz de Martillo (Marta): esta mujer posee un don, es capaz de rugir sin despeinarse a más de 200 rps, constantemente, y encima se le entienden las letras (dentro de lo poco entendible del hardcore). La batería estuvo precisa y los guitarreos y el bajo sonaron brutalmente bien. En este bolo la mesa estuvo acertada con la ecualización aunque con los recursos que tiene la banda, estaba claro dónde poner el foco.

Este cuarteto catalán lleva casi veinte años prendiendo fuego a los escenarios estatales e internacionales y tienen experiencia de sobra para lidiar con la acústica, el espacio y lo que les echen. La misma Martillo preguntó al público y pidió ajustes en la `batera´. El sonido de The Capaces no cabía en el auditorio del museo marítimo de Bilbao, es lo que les gusta: -sonido rápido, sucio y sudado- como dijo ella. Hubo bastantes silencios entre tema y tema pero la velocidad con la que arrancaban de nuevo persiste en nuestra retina como un puto suspiro de adrenalina y fuego.

thecapaces_08042018_nave9_2

El público no ayudó demasiado a incendiar la sala. Fue por las horas o por los pintxos de más, no lo sabemos pero echamos en falta algún pogo y más espíritu del punk. Nos sentimos incluso violentxs cuando Martillo preguntaba -Are you ready?!!- y la peña no respondía. Había más afluencia masculina que femenina y fueron ellas las que jalearon el bolo. La audiencia se empezó a animar en la mitad `larga´ del concierto. Desde que el grupo empezó a anunciar el final del bolo, escuchamos tres “Beste bat!”, hasta que se acabó. Terminaron con dos temas del nuevo disco: “Poison” y “Right now”. Final apoteósico y hasta la próxima! Brutal.

Fuera de la sala les esperaban sus seguidorxs y no pararon de hablar y hacerse fotos con ellxs y quien estuviera por allí. Había sido un final de fiesta como se merece: agitado y potente. Todos los fines de semana deberían acabar así.

Texto y fotos: Pepa Ferreiro

Sé el primero en comentar

Deja un comentario