The Wizards / Tötenwolf / Saturna

thewizards_02062017_antzoki
thewizards_02062017_antzoki
ticketea

The Wizards / Tötenwolf / Saturna (02/06/2017)

El Kafe Antzokia de Bilbao fue el lugar elegido por el grupo bilbaíno The Wizards para el concierto de presentación de su segundo disco titulado “Full Moon In Scorpio”. A la cita también estaban invitados los grupos Saturna (BCN) y Tötenwolf (MAD).

Antes de empezar a contar qué tal fue la noche, agradecer a The Wizards el detalle que tuvo con los asistentes, regalando a los primeros 250 en acceder a la sala, un CD (edición limitada sólo hecha para la ocasión) grabado por la propia banda titulado “A Tribute To Danzing”, con “Soul On Fire” y “Tired Of Being Alive”, temas escogidos para versionar y darles ese toque propio.

Saturna

saturna_02062017_antzoki

Ya dentro (con nuestro preciado EP en las manos) daba comienzo la primera de las bandas en tocar, Saturna. Con una apuesta por sonidos cercanos al Stoner, al Doom y al Rock de los 70, los barceloneses dieron un concierto magistral, el cual se centro básicamente en temas de su último disco “III/Lost In Time”. Abrieron con “Black Purple”, tema que curiosamente no aparece en sus LP’s. Más tarde, también nos regalarían otro tema que por el momento no está grabado (veremos si próximamente sacan algún EP). Tiempo entre canción y canción para agradecer al escaso público que se encontraba en la sala al comienzo.

Las guitarras y los riffs se sucedían canción tras canción, dejando un hueco a mitad del bolo para la lenta “A Place For Own Soul”. La voz de Jimi, guitarrista y cantante, nos dejó impresionados con su particular tono medio ronco medio desgarrado. Finalizaron con “All Has Been Great”, un tema que va creciendo y que los dejó en todo lo alto.

Tötenwolf

totenwolf_02062017_antzoki

Tras los cambios de instrumentos y aparatos pertinentes sobre el escenario, salieron a escena los madrileños Tötenwolf. Con una estética mezcla de punk y ghotic (mini altar con velas negras, incienso y calavera sobre el escenario, incluido), el quinteto mostró sus cartas desde el primer momento. Canciones oscuras, potentes y cortas que enlazaron casi sin parones ni discursos. “Full Moon Bästards”, “Theurgia” y “A Gang Of Bloodsuckers” fueron algunas de las frenéticas canciones que sonaron.

Tuvieron sin duda el setlist más extenso de la noche. La voz de Yrene (la cual se turnaba entre el teclado y las voces principales y coros) nos pareció un gran apoyo a la voz de V., pero en ocasiones sonaba algo baja, sobre todo en partes en las que sólo cantaba ella.

Mención especial para su guitarrista Gëm, que dio un gran concierto y que no paró de moverse, lo cual no sería de extrañar salvo porque tras el concierto se la vio con el píe derecho vendado y caminando con la ayuda de muletas.

The Wizards

thewizards_02062017_antzoki

Problemas técnicos con la mesa de sonido hicieron que la actuación principal de la noche se retrasara algo más de 15 minutos, cosa que no pareció importar al público, que ya sí, casi llenaba el Antzoki. Solucionados los problemas, salieron al escenario Ina, Eneko, Fel, David y Jorge.

El comienzo con “Avidya” y “Calliope” no fue todo lo bueno que hubiésemos esperado ya que los problemas de sonido persistían, con idas y venidas en los altavoces. Poco a poco todo se fue asentando y corrigiendo y el concierto avanzó con buen pie. Ina no paraba sobre el escenario, bajando en varias ocasiones al público y ofreciendo su micro para que le acompañaran con las letras.

Tocaron todos los temas de su recién estrenado último disco. Temas como “Odinist”, “Stardust” o “Halftones Of Eternity” fueron bien acogidos por el público. Con “Leaving the Past Behind” hubo una euforia colectiva total en las primeras filas. Lo mismo pasaría con algunos de sus temas antiguos como “Welcome To The Future” o “Conjure”, con un Ian desatado y a pecho descubierto (literal). También hubo tiempo para las versiones, esas a las que The Wizards nos tienen acostumbrados y que tanto nos gustan. Pentagram, y como no, Danzing con “Tired Of Being Alive”, fueron las bandas elegidas para tal menester.

Durante el parón para los bises, se monto una mesa en mitad del escenario con velas y cinco copas metálicas (cual cálices papales), para que la banda pudiera brindar entre ellos por lo que estaba siendo una gran noche de estreno. Pero tocaba seguir con el concierto, al cual le quedaba ese gran tema como es “When We Are Gods” que sonó realmente bien.

Y entre abrazos y caras de satisfacción acabó la noche en la que asistimos a la consagración de The wizards como banda a tener muy en cuenta para este 2017. Si sois amantes de los sonidos rockeros de los setenta, no dudéis en asistir a su espectáculo si veis sus caras por vuestra ciudad.

Texto y fotos: Dave Blanco.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario