Viaje al pasado con Automelodi / Perky Pat – Nave9 I Bilbao

Automelodi_190519_nave9
Automelodi_190519_nave9

De paseo hacia el pasado

Domingo tarde, el tiempo empieza a mejorar después de lo vivido las horas previas, no llueve e incluso se abre algún claro, lo que invita a salir de nuevo a la calle, a pasear, a sentarse en un banco a charlar o simplemente contemplar la actividad dominical de una ciudad tranquila en ese aspecto como es Bilbao.

A nuestra cita musical en el Nave9 llegamos con tiempo y con ganas de teletransportarnos a décadas pasadas y, ya desde la llegada, el hilo musical hizo por ayudarnos en la tarea, temas como “Ellipsis” de Drab Majesty nos pusieron en situación.

Perky Pat, desde Bilbao a Manchester

Los encargados de empezar la sesión vespertina fueron los locales Perky Pat. La banda bilbaína ha publicado recientemente su debut “Carrying A Spy With Us” en forma de EP autoeditado con cinco temas. Su estilo musical se podría encajar en lo que se denomina post-punk, guitarras combinadas con bases electrónicas oscuras, con líneas de bajo pronunciadas y voz introspectiva. Aunque la primera parte de su actuación se nos hizo más “rockera estándar”, en la segunda parte recuperaron su lado tono “post” con los temas de su EP.

PerkyPat_190519_nave9

Buenos temas y mucha predisposición por animar el ambiente y dejarlo arriba para los canadienses. La voz y  los continuos juegos con los efectos para ella, no acabaron por convencernos, y lejos queda del acertado maridaje que se da en el disco. Tendremos una nueva oportunidad de verlos el próximo jueves 30 de mayo en la semifinal del concurso Soinu Berriak en la céntrica sala BBK.

La hora dorada del revival

El dúo canadiense Automelodi salió  prácticamente en plena hora dorada y poco tardaron en conectar y meterse al público en su bolsillo. Ataviados ambos con camisas de manga larga bien abrochadas hasta el último botón, y bien metida por dentro del pantalón, Dillon a la guitarra y Xavier a las voces y cacharrería electrónica, no necesitaron de mucha interacción entre ellos para marcarse una actuación soberbia.

Automelodi_190519_nave9

Bases a golpe de baqueta

Quizás pecan demasiado de bases y armonías pregrabadas, que poco o nada requieren de la destreza de Xavier en directo para todo lo que lleva consigo, pero los pocos momentos que se separaba de sus “juguetes”, no paraba de moverse por el escenario, casi siempre micrófono y baqueta en mano. Mientras, Dillon tocaba una a una las cuerdas de su guitarra, acompañando y dándole matices afilados a las bases. Eso cuando no se ponían más “electro rockeros ochenteros” y rasgaba las seis cuerdas con menos vehemencia como en “Angoisses d’Orléac”. Xavier se aprovechaba de la, todavía presente, batería de Perky Pat para aporrear los platos en varias ocasiones, otras golpeaba su pad de percusión con la pandereta.

Automelodi_190519_nave9

Dos velocidades, bailable y muy bailable

Pasado el ecuador de la actuación, los bpm subieron un escalón, y Dillon se quitó lastre, dejó a un lado su guitarra y su camisa, y tomó las baquetas para tomar el control de la percusión electrónica y el “sampling” del pad mientras su compañero no soltaba el micro y cantaba sobre bases ochenteras a más no poder. Aquí ya la noche estaba presente y las luces de la sala  eran ya necesarias. Lástima que el dúo no se ayudaran de las proyecciones que suelen llevar consigo (no sabemos si por limitaciones de la sala, o como comentábamos al principio, por la luz natural que entraba por la fachada de vidrio al comienzo). Tampoco las echamos mucho en falta, la actuación de los canadienses era más que autosuficiente para los que allí nos congregamos.

Automelodi_190519_nave9

Volviendo al futuro

La bajada de revoluciones llegó, de nuevo con la guitarra presente, y el sample de una tormenta dio comienzo y final al último tema de la noche, una noche que paradójicamente fue de todo menos tormentosa.

Salimos de Nave9 y atrás dejamos los recuerdos y las emociones de una época, de una generación, y remontando la ría, volvimos sobre nuestros pasos, ya de noche, al punto de partida del domingo, que estaba allá por el 2019.

 

Texto y fotos: Dave Blanco

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.