Señores / Ebrovisión

srs-promo-02
srs-promo-02

Señores vuelven al Ebrovisión

srs-promo-02

El grupo bilbaíno Señores actuará, 3 años después, en uno de los festivales de medio formato más importante de la península, el Ebrovisión. Pero este año el festival crece; pasa de los dos días de conciertos a ser tres en el multifuncional de Bayas. Así, grupos como Love of Lesbian, León Benavente, Rufus T. Firefly o los internacionales Nada Surf y Ty Segall harán que Miranda de Ebro sea la capital española de la música del 31 de agosto al 2 de septiembre.

Y como los Señores son tan majos y además son de Bilbao, hemos hablado con ellos. Nos han contado cómo ven el panorama por el botxo y qué significa para ellos volver al Ebrovisión.

Lo primero, muchas gracias por sacar un rato para nosotros.

< 3

Para esos que todavía no saben quiénes son Señores, presentaros…

Somos un grupo de música. Cuatro amigos de Bilbao que se juntaron en 2012 y que en 5 años hemos hecho muchas cosas. Entre ellas, 2 discos largos y 3 referencias cortas que tenéis en bandcamp, spoti, soundcloud, itunes y demás plataformas digitales. Y a la venta en www.discoscuatrobarbas.com

Siendo vosotros de Bilbao, ¿cómo veis la escena musical del botxo? Tanto desde el perfil artista como de público.

Pues desde hace un par de años está pillando un colorín que nos parece muy sano e interesante. A los grupos que ya estábamos se nos han sumado Cecilia Payne, Lukiek, Serpiente o Nazca. Otros que ya se nos hacen mayores y que creemos que hayan podido servir de ejemplo al resto son Vulk o los imparables Belako. Por fin hay un relevo y una nueva escena en la que todas esas bandas se apoyan unas a otras y tienen su propio público. Lo del apoyo entre gente de grupos, diseñadores, video-makers, blogs, radios y demás fauna musical es clave para que todo funcione y, por lo que vemos en la puerta del Shake después de los bolos, hay salud en este aspecto.

¿Creéis que hay suficientes oportunidades en Bilbao para esos grupos locales que hacen lo que “no gusta” aquí?

Bilbao es plaza complicada para el no-rock. Esto puede ser hasta bueno, ya que nadie te va a dar palmadas en la espalda de manera gratuita. Lo hemos notado con las bandas que hemos conocido en Andalucía o Extremadura, mucho más pop, casi como creando su propia etiqueta. En Bilbao/Euskal Herria, el rock, hardcore y metal tienen larga trayectoria, escena y ha predominado mucho tiempo. Pero siempre hay cosas que salen adelante y el “aquí no gusta” no siempre vale. Además, puede ser éste el motivo diferenciador de muchas de las bandas vascas. Hay demasiado mimetismo en la cara visible de la música.

A finales de agosto actuáis en el Ebrovisión, ¿cómo valoráis que un festival con es trayectoria confíe en vosotros?

Ebrovision fue el primer festival en confiar en Señores como grupo nuevo en 2014 con nuestro primer disco publicado. Volver con el segundo disco es para nosotros un auténtico lujo. Tienen un cartel en el que hay bandas a las que seguimos y respetamos como Nada Surf, Ty Segall, Rufus T Firefly, Biznaga, León Benavente o Cala Vento, apostando por una programación personal y en las que las guitarras tienen una presencia muy potente. Por otro lado, tiene un formato de cercanía, sin tanta presencia de marcas y con una trayectoria que ha conseguido formar familia. Una familia de la que, de alguna manera, nos sentimos parte.

¿Qué tres grupos del Ebrovisión no deberíamos perdernos?

Quitando a los 3 grandes de los arriba citados, Rufus T Firefly están en su momento, Cala Vento tienen frescura junto a canciones buenísimas y, personalmente (Guille), tengo muchas ganas de ver en directo a Biznaga.

¿Sois más de festival de formato medio (Ebrovisión) o de macrofestival? ¿Qué diferencias habéis vivido?

No vamos a mentir: verte en un macroevento como el NOS Alive de Lisboa, paseando en carrito de golf o tener una zona de artistas apabullante como la del Bilbao BBK Live es una experiencia para recordar. Pero siempre tiene la contrapartida de que juegas un papel de “relleno” o “fogueo”, en una hora muy temprana. Festivales más pequeños como Ebrovision, Tomavistas, Polifonik o Merendola no tienen ese despliegue, pero tocamos a mejor hora y el público está más pendiente de todos los grupos. De alguna manera, se fían del cartel y eso se nota en la cantidad de gente que se acerca a saludar después del concierto.

¿Hasta cuándo seguirá esta burbuja de festivales?

Pues una parte de la culpa viene por parte del público. Los festis grandes no dejan de ser empresas que pujan por artistas enormes que eclipsan al resto de programaciones, con lo que finalmente el plan de verano se limita a ver a las dos bandas guiris que te molan y olvidarse de los festivales pequeños que apuestan o se “conforman” con grupos más modestos. Esperemos que, si la burbuja revienta, salpique con parte del público a esas otras propuestas o al circuito de salas en esa parte del año que va de Octubre a Mayo.

¿Es más fácil cerrar bolos en salas o festivales?

Para una banda pequeña no hay nada fácil. Hay que saber ir construyendo un camino propio y sentirse cómodo con las decisiones tomadas. Con eso y con buenas canciones, las cosas llegan. No por más escribir o llamar a un festival la cosa va a salir y nada va a cambiar por tocar en un festival. Las salas se pueden alquilar y tocar en ellas para nadie, pero esto tampoco es el punto.

Volviendo a casa, una sala/bar para actuar:

Nunca hemos tocado ahí, pero Kutxa Beltza del Kafe Antzokia nos parece lo más cercano a un CBGB que tenemos. El Gaztelokala de Deusto ha sido importante para nosotros, a nivel personal y como banda.

Un grupo local:

Esto es una jodienda. Antes hemos citado unas cuantas.

Eskerrik asko por vuestro tiempo y nos vemos en Miranda

<3

Recordamos que todavía os podéis hacer con un abono para el Ebrovisión aquí.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario